Metodología

Metodología

El proceso de trabajo psicoterapéutico se basa principalmente en las técnicas de las corrientes humanistas y más concretamente en el enfoque gestáltico, que busca alcanzar la integración de la persona en todos sus aspectos: corporal, emocional, intelectual, espiritual y social; además de promover el desarrollo del potencial humano para que, encontrando sus propios recursos pueda adaptarse al entorno y hacer ajustes creativos, de modo que pueda vivir sus experiencias de forma más  plena, consciente y responsable. Sin embargo, aplico también otras metodologías de orientaciones psicológicas complementarias que han demostrado ser eficaces.

A través de la relación auténtica y el uso de herramientas terapéuticas activas, la persona va desarrollando la capacidad de darse cuenta de sus emociones, pensamientos y acciones que le permiten o impiden su sano crecimiento; así va aprendiendo a solucionar sus conflictos y genera conductas más integradas y acordes con sus necesidades y las posibilidades reales de alcanzarlas; de esta manera, recupera su vitalidad y capacidad de autoapoyo y relación consigo mismo y con los otros.