Ser terapeuta creativo

La psicoterapia es mucho más que una serie de  técnicas y procedimientos para mejorar el comportamiento, sentimientos, pensamientos y relaciones de las personas. 

Es el arte de ser creativo; de ser capaz de engendrar  algo nuevo a partir de lo existente.  El terapeuta creativo, ve a la persona en su totalidad y como buen explorador, va encontrando los tesoros que ella esconde para resaltar su original belleza.   Tiene plena confianza en la vida y en sus posibilidades y no le da miedo esculpirse en cada  relación y  nueva experiencia,  pues se deleita con la oportunidad de crecer.

El terapeuta artístico y creativo,  es capaz de dejar a un lado momentáneamente sus propios problemas, para ir al encuentro del otro en forma plena y consciente como instrumento pulido a través de sus años de estudio y  aprendizaje.   Es  pintor, escultor, músico, danzante y escritor capaz de inspirar nuevas tonalidades, formas, sonidos, movimientos y palabras. Ha desarrollado la sensibilidad suficiente para poseer una ética sólida que cimente toda su práctica. Así, desde sus límites y potencialidades reconocidas;  acompaña a sus pacientes a emerger.

 

                                                                                           María del Pilar Córdova